Blog
Volver al Blog
#Cosmopolitan

Un día en Palma

Las Islas Baleares son un destino que merece la pena visitar en cualquier momento del año, pero, como durante el verano hay un gran volumen de turistas en Palma, esta época es idónea para visitar la capital mallorquina. Mallorca tiene rincones preciosos que descubrir y visitar la ciudad al menos un día es imprescindible durante tu estancia en la isla. ¡Toma nota y apunta esta pequeña guía sobre qué hacer en Palma de Mallorca durante un día!

Palma tiene uno de los centros históricos con legado patrimonial más impresionantes que, además, se pueden recorrer a pie, ¡todos los lugares de interés están muy cerca!

 

 

Plaza de Cort

Empezamos nuestra ruta en la plaza de Cort, situada en pleno centro de Palma. Su olivo de más de 600 años es uno de los puntos de encuentro más típicos de la capital y uno de los mejores puntos de partida para conocer la ciudad.

En la plaza destaca el Ayuntamiento de Palma conecta con infinitas callejuelas empedradas llenas de encanto y perfectas para perderse entre los edificios emblemáticos, casas palaciegas y las mejores tiendas locales, cafeterías, bares y restaurantes de la ciudad.

 

Iglesia de Santa Eulalia

Justo al lado de la plaza de Cort hay otra pequeña placita donde se encuentra la iglesia de Santa Eulalia, uno de los templos del siglo X más característicos de la época del Reino de Mallorca, ya que en ella se coronó al rey de Mallorca, Jaime II.

 

Los baños árabes de Palma de Mallorca

Seguimos callejeando dirección al mar y llegamos a los baños árabes del siglo XI. Lo que en su día fue una sala de baños calientes, ahora es una de las pocas muestras que han quedado de la arquitectura musulmana en Mallorca.

 

Plaza Mayor

Recorriendo los estrechos callejones y descubriendo los rincones más bonitos del casco antiguo, llegamos a la Plaza Mayor, la que hasta el año 1823 fue sede de la Inquisición y que, a día de hoy, conecta con algunas de las calles comerciales más importantes de Palma: San Miguel, Jaime II, Colón y Sindicato.

 

 

Recorrer parte de las antiguas murallas

Vamos bajando por las calles y oliendo a agua salada, llegamos a las murallas de Palma. Hoy en día hay tramos que han sido reconstruidos y es posible recorrer parte del conjunto de la muralla que rodeaba la capital mallorquina. Este tipo de construcciones eran muy comunes en algunas ciudades del Mediterráneo y servían tanto como limitación con el mar como para proteger a los ciudadanos de los invasores.

 

 

La catedral de Mallorca

La muralla conecta con la Catedral-Basílica de Santa María de Palma de Mallorca, el icono por excelencia de la ciudad y una de las catedrales más bonitas no solo de España, sino de Europa. La Seu, así como la conocen los mallorquines, es la segunda catedral gótica más alta del mundo y cuenta con el mayor rosetón de entre todas las catedrales góticas europeas.

 

Palacio Real de la Almudaina

Justo al lado están pegados el Palacio Real de la Almudaina y los Jardines de S’Hort del Rei. Este edificio, que es la residencia oficial del Rey de España mientras está en Mallorca, es considerado Patrimonio Nacional.

Si no tienes mucho tiempo, este es el mejor momento del día para hacer estas visitas, pero si te sobra un hueco por la noche, vale la pena volver a la catedral y al palacio para contemplar los monumentos con su iluminación y ver cómo se reflejan en el lago artificial, creando así un efecto espejo único.

 

Paseo del Borne

Llegados a este punto, quizá es un buen momento del día para pasar por el Parc de la Mar, admirar su precioso lago artificial y poner rumbo al Paseo del Borne, Jaime III y el Paseo Mallorca: las tres calles comerciales más lujosas de la isla.

 

El paseo Sagrera

Otra visita interesante que hacer durante nuestra ruta es el Paseo Sagrera. Cuenta con algunos de los edificios más emblemáticos de la capital balear, además de muchos bares y restaurantes a su alrededor. Tanto la antigua Lonja de Palma, que se puede visitar de forma gratuita, como el Consulado de Mar se encuentran en este paseo.

 

Es Baluard

Siguiendo el recorrido de la muralla llegamos a Es Baluard: rampas, claraboyas, grandes balcones interiores y mucho arte. Este edificio es el museo de arte contemporáneo de Palma y cuenta con más de 700 obras de arte de artistas tanto locales como internacionales.

 

 

El puerto de Palma

Para acabar nuestra ruta, ¿qué mejor que recorrer el paseo marítimo? El puerto deportivo de Palma está repleto de embarcaciones de todo tipo, hoteles, restaurantes y bares que sin duda harán que cierres de la mejor manera tu día en la capital mallorquina, ya que por la noche suele ser una zona de mucho ambiente.

 

Volver al Blog
Reservar
Diseña tu estancia:
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años

¡Gracias por tu mensaje!